domingo, 5 de junio de 2016

Eduardo Antonio García Vásquez. Héroe desconocido por muchos, de la gesta del 30 de mayo de 1961.

Te gusta esta página · 3 de junio
 
Eduardo Antonio García Vásquez. Héroe desconocido por muchos, de la gesta del 30 de mayo de 1961.



Nació en Moca en 1920. Hijo de Eduardo García Díaz y de Amalia Vázquez Hernández. Nieto de Emilio Vázquez, primo hermano de Horacio y de Ramón (Mon)Cáceres Vásquez. Por tanto, integrante de la familia Vázquez que participó en el tiranicidio de Ulises Heureaux, con tradición de ejercicio político y de defensa de los libertades.

Se casó con Rosa Michel Díaz, a su vez sobrina nieta de Horacio. La hermana Rosa, Aída, era la esposa de Antonio de la Maza Vásquez. Y Bienvenido, su hermano, estaba casado con Marianela, hija de Juan Tomás Díaz, lo que creo un entramado familiar muy cohesionado que hizo posible que el complot el 30 de mayo fuera gestándose sin complicaciones.

Fue apresado en 1956 por razones políticas. En 1957 hizo un compromiso con Antonio de la Maza Vázquez para promover el cambio del régimen político.

Tengo canción de la expedición del 14 de junio de 1959, planteó al General Juan Tomás Díaz, que el pueblo tenía esperanzas puestas en él para deponer la tiranía. Juan Tomás contestó , que Trujillo era un monstruo, que había que derrocarlo, pero que en ese momento no tenía posibilidades de dirigir un movimiento militar en contra del déspota.

De regreso a Moca, le comunicó a Antonio de la Maza el sentir del general Juan Tomás Díaz. Ambos se encaminaron el día siguiente a la Vega, conversaron con el general y ahí nació el movimiento de culminó con la gesta del 30 de mayo.

Pasarían casi dos años hasta la ejecución del tirano. En ese tiempo se fue tejiendo una conspiración encaminada a dar un golpe de Estado para establecer un régimen de libertades en el país e instaurar la democracia.

Involucró en la conspiración a bienvenido García Vázquez, a León Schott Michelle y a Danilo Rodríguez, estos dos últimos debían actuar si él tiranicidio se hubiera realizado en Moca.

Redactó el plan político que contemplaba la confiscación de las propiedades mal habidas de los compromisarios del régimen, la creación de tribunales especiales para juzgar a los criminales y corruptos, así como un periodo corto de transición para convocar a elecciones libres.

Inspiró y escribió una proclama que instaba al pueblo a sumarse a la gesta para derrocar la tiranía y que debía ser transmitida a través de la Voz Dominicana, al tiempo que otro grupo con asiento en Santo Domingo haría lo mismo en otra emisora.

La noche del ajusticiamiento, al igual que en las semanas previas, debía de haber estado en la casa de Juan Tomás Díaz, para iniciar la fase del golpe de Estado luego de realizado el magnicidio, pero al igual que los demás mocanos participantes directos, Tunty Cáceres Michell, Mario y Ernesto de la Maza Vásquez, no pudo estar presente porque la fecha del tiranicidio se adelantó en un día por azar del destino.

Fue apresado al amanecer de esa noche, pero el Servicio de Inteligencia Militar (SIM) , nunca sospechó que tenía enfrente a si, a uno de los cabecillas del 30 de mayo.

Ningún compañero de prisión lo delató. La sociedad dominicana asimilo por inercia los nombres mencionados por el aparato del terror como los de los únicos integrantes del 30 de mayo. Esa paradoja lo mantuvo como olvidado.

Nunca pretendió ni reclamó protagonismo alguno. En sus notas escribió que los héroes en vida son un peso demasiado grande para la sociedad que los alberga. Les reconfortó saber que cuando la historia es reclamó su participación, pudo cumplir con humildad lo que el sentido del deber y la tradición familiar le exigían.

Con Rosa Michel Díaz, procreo cuatro hijos, Eduardo, Rosa Amalia, Carlos y Mayra. Murió en 1980 en Bogotá, Colombia, luego de haberse desempeñado como Procurador General de la República y embajador dominicano en Colombia, España, Perú, Nicaragua y Argentina.

Texto: Fundación Hermanos de la Maza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada