lunes, 13 de junio de 2016

Culturas antiguas que realizaron sacrificios humanos

Culturas antiguas que realizaron sacrificios humanos

http://culturacolectiva.com/culturas-antiguas-que-realizaron-sacrificios-humanos

La sangre ha sido parte de los ritos, costumbres y tradiciones de casi cada civilización en este mundo. Ese fluido vital, ha alimentado tierras, creencias y la perversidad del ser humano a lo largo de la historia. En la mayoría de las civilizaciones antiguas se ofreció como tributo a las distintas divinidades que reinaban en el gran domo. Ya fuera para el gran astro divino, el señor de las mareas o para honrar a los espíritus de los antepasados, la sangre nunca ha dejado de derramarse.



En esta ocasión, te presentamos tres casos de civilizaciones antiguas que realizaron ritos en torno al sacrificio humano. La sangre pintó la escalinata, el cielo tronó y los dioses fueron apaciguados. 
Aztecas
Tras la llegada de los españoles a Mesoamérica y del envío de las cartas de relación de Cortés al Rey de España, el mundo occidental conoció “las atrocidades” que el paganismo promovía en estas latitudes del mundo. Sacrificios humanos, desollamientos y ritos extremadamente sangrientos consagrados a dioses más allá del entendimiento cristiano. A pesar de que los sacrificios sí eran una realidad dentro de la cosmovisión azteca, su trasfondo era mucho mayor que los comentarios de los cronistas españoles.
En contraste con los sacrificios y las ejecuciones en Europa, en Mesoamérica no existía un desprecio por la víctima, sino que por el contrario se le honraba por ser un regalo para los dioses y él, entendía que su muerte significaría la entrada al Mictlán. Dentro de las tradiciones aztecas, existían tres diferentes tipos de ritos sangrientos: 

Azteken-Menschenopfer

1.- El Auto sacrificio o las efusiones de sangre
La sangre era entendida como un regalo del hombre a los dioses, por lo que cuando una persona debía autosacrificarse ayunaba, se abstenía de cualquier relación sexual y era recluido para ser vigilado. Él elegido para honrar a los dioses procuraba dormir pocas honras, no tomaba ni fumaba nada y durante el tiempo de su reclusión, agujereaba la piel de varias partes de su cuerpo con espinas de maguey. De esta forma, el hombre entraba todo lo que podía de su sangre y su dolor pero antes de provocar su muerte efectiva y en aras de ofrecer un corazón humano a los dioses, un prisionero era sacrificado para saciar el deseo de los dioses.
2.- Guerras floridas
Se trataba de guerras concertadas en tiempos de paz, encaminadas a lograr la captura del mayor número de enemigos con fines espirituales. Es decir, los pueblos enemistad acordaban un conflicto para poder tener prisioneros que sacrificar y evitar la ira de los dioses. Algunos prisioneros eran privados de su corazón en el mismo campo de batalla aunque la gran mayoría de ellos volvía a la ciudad para ser ofrecidos a los dioses en la fiesta de Tlacaxipehualiztli en tres diferentes suplicios:
aztecas_warrior_02peleando

– Arrancamiento de corazón. en donde el cuerpo era arrojado a las escaleras para después ser desollados. Los restos del prisionero eran repartidos por el guerrero que lo logró capturar para ser guardados o repartidos. La piel era vestida por algunos hombres durante veinte días.
– Combate simulado. El prisionero era amarrado a una piedra con una falsa espada mientras que otros guerreros le atacaban con armas de verdad. Al morir, se le extraía el corazón y el guerrero recibía los restos de su cuerpo.
– El prisionero era atado y flechado por los guerreros. Sus restos eran guardados para ser honrados por el cautivador hasta su muerte e incluso, durante la cremación, el guerrero era incinerado con los restos de los prisioneros que había logrado.
3.- Sacrificios agrarios
Se realizaban para honrar a los fenómenos naturales representados como deidades del agua, del maíz y del sol. Cada víctima era sacrificada de tal manera que se honrara a la deidad específica. Si el sacrificio era en honor a Tlaloc las víctimas eran desolladas para que la sangre brotara como manantial. Si el rito era para el dios del maíz, las mujeres, en varias “etapas de maduración” eran desolladas simulando la hoja de la mazorca. 
 Sacrificios humanos Incas
Como muchas otras culturas, la civilización incaica realizó sacrificios humanos como parte de sus rituales religiosos. El más famoso ritual, se conoce como “Capacocha”
 En el idioma quechua, “capacocha” deriva de “quapac”, que significa realeza o poder, y “hucha”, que es pecado o culpa. Este ritual se realizaba en momentos especialmente significativos del calendario incaico; ya fuera en festividades religiosas o para aplacar la ira de los dioses cuando se presentaban factores como sequías o pestes. Consistía en el sacrificio de niños de entre 2 y 13 años, dependiendo el motivo o divinidad a quien se le ofrecía el sacrificio Una parte interesante de este ritual es que a veces se hacía en pareja, y para ello escogían a “un niño y una niña quienes no debían tener mancha ni lunar y fuesen hermosos”. Se puede leer en relatos de los cronistas que los niños se vestían con las mejores prendas, y se les dotaba de oro y plata.
Ya que estaban preparados, el sumo sacerdote los llevaba a la cumbre de una montaña, para posteriormente sacrificarlos a base de golpes en la cabeza o estrangulación ante los ojos del Sol, la deidad imperial y paternal de la cultura, a quien se le ofrecía el cuerpo como tributo.

capacocha1
 Otra parte del ritual, según reveló una investigación de la universidad británica de Bradford, es que para prepararlos para el sacrificio, les administraban alcohol y hojas de coca durante meses. Estas sustancias fueron encontradas en momias de más de 500 años enterradas en los Andes argentinos. Además del sentido espiritual, lo que se cree se pretendía era volverlos más dóciles al momento del sacrificio.
Chinos, Dinastía Shang
Los sacrificios humanos también se practicaron en la antigua China. Fueron diversas dinastías las que los llevaron a cabo, sin embargo resalta la Dinastía Shang. Se han encontrado registros en los que esta dinastía practicó los rituales con frecuencia para adorar a lo espíritus, y con la información obtenida se ha llegado a la conclusión de que los sacrificios humanos fueron recurrentes durante el reinado de esta dinastía.
Entre algunos de los rituales practicados se encuentran la decapitación, el desmembramiento, extracción de sangre, ahogamiento, así como partir el cuerpo en dos mitades, enterrar a las personas vivas o exponer el cuerpo al sol. Cada una de estas prácticas se hacía con una finalidad distinta; ya sea que estuviesen enfocadas a pedir por la lluvia o a honrar a los espíritus, el derramamiento de sangre no faltó.

El Renji fue un ritual que se practicó con la intención de adorar a los espíritus, por lo que los seres humanos eran ofrecidos como parte del sacrificio. Los métodos de matanza buscaban adorar a estos espíritus.
 Como se ha podido observar, la sangre ha tenido un valor muy importante a lo largo de los siglos y a través de diversas culturas. Pues es la fuente de la vida. Por ello se llevaron a cabo sacrificios en los que la sangre era la protagonista. Uno de ellos consistió en desangrar los cuerpos de los sacrificados para ofrecer la sangre de éstos a los espíritus de los ancestros.
Cuando se cortaba la cabeza de una persona, ésta se ofrecía a los espíritus. Este método era bastante común y se realizaba con una daga. La finalidad era la de mostrar piedad hacia los espíritus al tiempo que se mantenía a otras tribus con miedo. Este ritual era reconocido como 伐 y se utilizaba mayormente para ofrecer a los ancestros masculinos, a aquellos espíritus de origen masculino y no tanto femenino. Una posible razón para ello es que la mayoría de las personas que habían muerto durante la guerra eran hombres.
 Por su parte, cuando el cuerpo se partía por la mitad, lo que normalmente se buscaba era ofrecer estos cuerpos, masculinos en su mayoría, a los ancestros del mismo género.

ficiosri

Cuando se desmembraban cuerpos humanos, era costumbre hacerlo con un gran número de ellos. Se ofrecían incluso miles de cuerpos tan sólo para llevar a cabo un sacrificio.
 También se han encontrado diversos cráneos que muestran fuertes golpes, por lo que se ha llegado a la conclusión de que la causa de muerte se debía a los golpes ocasionados con palos. La mayoría de las personas que murieron de esta forma eran mujeres, muchas de ellas esclavas, así como prisioneros de otras tribus. Normalmente éstos se ofrecían a los espíritus ancestrales.
 Otro de los rituales para sacrificar a alguien consistió en quemar los cuerpos. Este ritual, a diferencia de los anteriores, no era para honrar a sus antepasados, sino para adorar a los espíritus naturales. La agricultura era sumamente importante para las antiguas civilizaciones, por lo que su existencia dependía totalmente de la lluvia. Por ello se realizaban sacrificios, normalmente de mujeres, a las cuales se consideraba más efectivas para estos propósitos. Se buscaba adorar específicamente al río y a las deidades de la lluvia. Pedir para que ésta no faltara, pero sin que trajera consigo inundaciones.

Fuente:

De Teotihuacán a los aztecas: Antología de fuentes e interpretaciones históricas. Miguel León Portilla.

Hernández, Max; Lemlij, Moisés. Re-vuelta psiconalítica. Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú: Perú, 2007, p. 139

Ping, Wang. Methods of killing Human Sacrifice in Shang-dynasty Oracle-bone Inscriptions.

Eberhard, Wolfram. The Local Cultures of South and East China. Holanda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada