domingo, 12 de junio de 2016

CATEDRAL de EVORA… (Portugal)


Por AMOR al ARTE ha añadido 10 fotos nuevas.
5 h
CATEDRAL de EVORA… (Portugal)
 
El edificio primitivo estaba asentado sobre la antigua mezquita, mandada construir por el obispo D. Paio, en 1186 y posteriormente fue consagrada al culto por el sucesor D. Soeiro, en 1204. Terminada la reconquista y bajo la iniciativa del obispo D. Durando Pais, amigo y consejero personal del rey Alfonso III fue cuando se inicio la construcción de la actual catedral según los prototipos de la arquitectura de las ordenes Medicantes. Su portal principal y su claustro de estilo medieval fueron terminados en 1350, fue construida para venerar a Santa María.
En 1497 fueron bendecidas las banderas de la flota de Vasco de Gama en su primera expedición a Oriente.
La fachada exterior fue construida en granito color rosa muy semejante con la Se de Lisboa, aunque mucho mejor conservada que aquella.
Las torres son cuadrangulares y la planta es de cruz latina dividida en tres naves de siete tramos, transepto, saliente y cabecera. Está ultima estaba se deriva de la antigua composición de la catedral formada por la capilla mayor y cuatro capillas laterales. Entre los años 1280 y 1300, bajo la supervisión del Maestre Domingos Pires, fue terminada la cabecera y se levanto parte del transepto y la nave, así como las torres de la fachada. También se termino el brazo sur del transepto, del que faltaba la nave y la torre-linterna, se realizó en 1334, bajo la supervisión del Maestre Martín Domínguez. La nave central, en este caso, son un poco más elevadas que las dos laterales, está cubierta por una bóveda de cañón y sus proporciones son las que predominan en el estilo gótico. Los arcos que la unen a las naves laterales forman un triforio (Es un elemento situado en las naves centrales, justo encima de las arcadas que dan a las naves laterales. Consiste en una línea de ventanas, abiertas en el grueso de los muros que dan a un pasillo) que recorre también el transepto, esta es la parte que mejor conserva el primitivo arte románico: hasta el arranque de la bóveda, un pequeño muro sucede a los arcos de media punta. En el medio de la nave central hay un altar barroco con una estatua gótica policromada de la Virgen María embarazada del siglo XV, justo enfrente esta la estatua policromada del Arcángel San Gabriel del escultor Oliver de Gante del siglo XVI. Tiene el mismo sistema de cubiertas que el de la catedral de Lisboa.
El crucero destaca por ser más luminoso que la nave central, que entra la luz por pequeñas ventanas en el lado norte y en el lado sur por largas ventanas con maineles, en este caso, en el crucero fueron abiertos dos grandes rosetones que proporcionan la iluminación de la arquitectura del estilo gótico. Una de las partes de mayor interés es la iluminación de su tramo central que proporciona la torre linterna. Se levanta sobre cuatro trompas, con una planta octogonal. La cubierta se articula sobre cuatro nervios, que cruzan en el centro, articulándose así ocho plementos.
La torre linterna (su función es dar luz al edificio) esta construida sobre ménsulas, cubre el tramo de intersección entre la nave principal y el crucero, esta coronada por una bóveda octagonal en ojiva, con contrafuertes, en el que se abren ocho ventanas de arco apuntado. Exteriormente el cimborrio de forma cónica está recubierto de escamas de piedra de clara influencia bizantina como las catedrales españolas de Salamanca y Zamora. Pequeñas torres con motivos octogonales coronan el cimborrio.
La Galería del triforio fue construida a finales del siglo XIV, durante el reinado de Alfonso IV muy cercana a la mitad de las torres de la fachada, el portal central y el claustro.
La fachada principal tiene el modelo seguido por las catedrales románicas: dos torres limitan el pórtico, bajo ellas se abre el portal principal. La desigualdad de las torres pone de manifiesto su tardía construcción. La torre norte es las más antigua 1501 y esta coronada por un cimborrio octogonal construido posteriormente bajo la influencia manuelina. La torre sur esta sujeta por dos contrafuertes: en la parte superior tiene un cimborrio cónico que reproduce a pequeña escala, el de la torre linterna. El pórtico situado entre las dos torres contiene el portal principal, de arco quebrado, cuyas arquivoltas están sustentadas por esculturas donde se representan a los doce apóstoles, atribuidas al Maestre Pero, destacan por su tallado San Pedro y San Pablo, atribuidas al Maestre Telo García. Delimitado por mensuras con figuraciones de animales fantásticos y por capiteles con esculturas de vegetales, este es el primer conjunto de los apóstoles en la arquitectura gótica portuguesa, destaca por ser estas dos figuras menos arcaizantes y más realistas, destacando la estilización de las barbas, el sistema de pliegues acanalados que van a quebrarse de forma angulosa, no con las curvas tan maleables como se representan en las demás figuras que responden a criterios más simplistas. En el siglo XIV y en los muros laterales del pórtico se integraron dos túmulos funerarios, a la izquierda el padre Fernao Domínguez, a la derecha Mem Pires Pestana. Delante de este pórtico el 18 de diciembre de 1384, los procuradores del Maestre Avis, regidor y defensor del reino, recibieron en su nombre el reconocimiento jurado de la ciudad.
El claustro tiene una estructura rectangular, de arcos huecos abiertos hacia el patio central, está cubierto por una bóveda de crucería ojival y cadena longitudinal, esquema que posteriormente fue copiado en el Catedral de Batalha. La decoración de los rosetones sobre los arcos es de clara influencia musulmana. En la capilla de San Pedro que había ordenado su construcción antes de su muerte, está el túmulo mortuorio en mármol especial de Estremoz (por su belleza hace olvidar la talla) donde está el obispo D. Pedro primer impulsor de la construcción de la catedral. También en la Galería sur esta el túmulo mortuorio del obispo D. Fernando Martins y el sepulcro D. Fernando Cogominho cuya caja funeraria se articula en compartimientos que encierran las figuras de los apóstoles. También hay que destacar la escultura gótica de la virgen, tallada en mármol del Alentejo, que descansa sobre una ménsula que sostiene dos ángeles. La virgen queda envuelta por un gran manto que desde la cabeza recoge todo su cuerpo.
En 1500 y durante el obispado de D. Alfonso de Portugal, fue abovedada y revestidas de azulejos sevillanos el cimborrio de la torre norte de la fachada principal. El pulpito renacentista del crucero es obra de 1570 durante el obispado de D. Joao de Melo e Castro.
Más adelante se construyo la Capilla de Nuestra Señora de la Piedad también es conocida como Capilla del Espolón, construida en el extremo del brazo norte del transepto mandada construir por Joao III y el obispo infante D. Alfonso, por el hidalgo Espolón Joao Mendes de Vasconcelos, tras su regreso desde España en donde estaba exiliado, es de estilo plateresco. En 1620 la capilla fue remodelada y también fue construida el “Descendimiento de la Cruz ”, obra del pintor de Evora D. Pedro Nunes.

En el siglo XVIII la catedral sufrió una profunda trasformación sobre todo en la capilla Mayor, En 1716, el rey donó un millón de cruzados para realizar esta obra, se le encargo el proyecto a Joao Frederico Ludovico, así en 1718 la Capilla Mayor gótica se echo abajo y su construcción fue terminada en 1746, año en que quedo consagrada durante un “Te Deum” al que asistió el rey Joao V, su estilo corresponde con las tendencias de su tiempo y en especial su similitud con la capilla del Monasterio de Mafra, se recubrió con mármoles portugueses e italianos. Los paneles de pintura mariana fueron ejecutados en Roma por Agostino Masucci en 1731. El crucifijo pertenece al diseño al pintor Vieira Lusitano tallado por el escultor Manuel Dias en 1735.

El coro fue construido en el siglo XVI durante el obispado de D. Alfonso de Portugal y la sillería fue terminada en 1562 bajo el mandato del obispo D. Enrique, así como el órgano de tubos de madera de roble.
Posteriormente se construyeron las capillas de San Lorenzo y la capilla de San Manços o también conocida como Las Reliquias, está sustituyo la primitiva dedicada a San Pedro y San Pablo, el estilo de ambas es barroco rococó.
Reyes González 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada